tormento

trs

Es difícil caminar por ese sendero.
¿por qué estoy acá?
Yo ya no quiero crecer, aun me siento tan desprotegida tan vulnerable, como cuando era niña y olvidaban recogerme del colegio, pasaban las horas veía como llegaba la noche y nadie llegaba, ya no quería volver al colegio porque sentía que algún día se iban a olvidar por completo de mi y me dejarían sola.  Aunque sola siempre he estado y es que aun recuerdo como me humillaron.
Me juzgan sin conocer mi pasado, Solo se que en mi cabeza aun tengo esos feos recuerdos que me atormentan de mi infancia, al fin y al cabo, jamas había salido una palabra de mi boca, acerca de lo que sucedió ese día que jamas quisiera recordar,
¿en donde estaban mis padres? estaba sola  desprotegida vulnerable. y el monstruo que me acecho, me quito la inocencia, Las ganas de reír, de vivir, infundio miedo en mi, y yo en silencio gritaba pidiendo auxilio. como si alguien hubiera querido escuchar lo que debía decir.
Paso mi vida intentando equilibrar estas cargas en mi ser, tratando de encontrar algo por lo que luchar, intentando llenar de color cada día gris, intentando hallar una razón para no desfallecer, para mantenerme en pie con la frente en alto guardando lo malo en un baúl del olvido, pero aveces todo se sale de control, y ese baúl cada vez intenta abrirse más,  y yo  cada vez me siento más sumida en la miseria en la melancolía y la desesperación.
He guardado todo esto por tanto,  que siento que voy a explotar.
Al final soy la misma niña solitaria, callada y tímida, con miedo a enfrentarse a las hostilidades de este mundo de porquería, en el que la maldad ronda en los seres humanos, en el que los seres más tiernos y llenos de inocencia sufren las aberraciones de la corrompida mente adulta, por eso ya no quiero crecer, porque quiero conservar eso que ese hijo de puta jamas me podrá  arrancar. El amor y la esperanza de que algún día este sea un mundo mejor.

 

Advertisements

Es relajación total, mi mente esta activa tiene mil preguntas, poco a poco me voy, me pierdo en mis pensamientos y me siento tan ligera, es como si cada vez me conectara con lo que soy en esencia, me alejo de este mundo lleno de apariencias de envidias e hipocresías me voy a ese lugar en el que siempre me he podido refugiar ese mundo utópico que he inventado. En mi cabeza solo hay felicidad armonía, solo fluyen mis buenos deseos de cambio.
Mi mente se encuentra en plena meditación y siento la energía circular por todo mi cuerpo,  me olvido del mundo material y de los sentimientos que no me permiten conseguir mi estabilidad.
He decidido olvidarme de los sentimientos mundanos que mi paz interior se encargan de arruinar, me centrare en alimentar mi ser con las fuerzas energéticas de la mística naturaleza, realizare más introspecciones reflexivas buscando la conexión total.

meditacion

Recuerdos…

images (1)

Recuerdo que cuando era niña no solo odiaba aquel liquido que convertía en amargura y frió gris mi vida, odiaba los fines de semana, me aterraban las épocas de celebración.
A lo largo de la noche recordé muchos sucesos que marcaron mi vida, entre salinas lagrimas y pequeños sollozos a mi mente llego un recuerdo abrumador.
Una tarde de sábado asome mi cabeza por la ventana, el sol me deslumbro con sus rayos mire a la izquierda luego  a la derecha y sentí en mi estomago una extraña sensación que llego después de un presentimiento. Qué era no lo sabia, pero comprendía que llegaba cuando tenia miedo.
Llego la noche y espere 6, 7, 8… era la 1 de la mañana no había cenado y mi hermanita lloraba, yo sin poder saber que hacer para que su llanto cesara, fui a la cocina, abrí la alacena y no encontré nada, estaba desesperada, no importaba que mi estomago estuviera vació pero tenia a mi cargo una bebé de 7 meses que debía alimentar, entre llantos logre encontrar un poco de leche, la tibie y vertí en un biberon, era solo un cuarto pero de algo serviría, le di el biberón a mi pequeña y frágil hermanita. Su llanto se calmo y mientras  en mis brazos la arrulle logro conciliar el sueño, eso era lo único que quería, verla tranquila con sus mejillas rosaditas y durmiendo en calma en mis brazos.
Yo no podía dormir así que solo espere en la ventana, hasta que un taxi al frente de mi casa paro. Ellos venían sonriendo cantando y gritando, olían a noche, a cigarro, alcohol y fiesta. Y yo lo único que rogaba la bebé no despertara que siguiera en su cálidos sueños.
images (6)
Entraron bulliciosamente con sus apestosos amigos, irrumpieron en mi cuarto a “saludar” yo no quería verlos, pero pensé que traían la cena y en sus manos lo único que vi fue ese despreciable liquido. salí me encerré a llorar en el baño, mientras tanto ellos ponían música a alto volumen, ya no solo tenia hambre tenía miedo de lo que sucedería después de que en su organismo tuvieran aquel licor, la primera botella rota, golpes y gritos acompañados de malas palabras,  luces azules y rojas fuera de la casa y un estruendoso sonido que terminaba de despertar a los vecinos…
Estos recuerdos me habían hecho llorar muchas veces. Era solo una niña que se sentía sola y desprotegida en este gigante mundo.  sentía que aunque tuviera corta edad debía ser más grande mi mente, para afrontar estas situaciones,  ellas llegaban muy a menudo.
Se que así como yo, muchos niños tuvieron  y tienen que sufrir cosas peores que las que viví yo. A todos ellos les pido disculpas en nombre de esos que los hicieron sufrir. 
Todo cambia todo nos enseña.
A todos los que han sufrido en su niñez les digo: no dejen de sonreír, de amar el mundo, no se dejen que sus corazones se llenen de odio y rencor, que los errores de otros no los hagan decaer, Perdonemos a nuestros padres pues no  conocemos que sufrieron ellos en su niñez, pero sobre todo intentemos no cometer los mismos errores, cerremos estas tristes cadenas, permitamos que nuestro ser crezca y permitamos a nuestros niños vivir con más felicidad su infancia.

fantasma

Cuando era niña me horrorizaba acostarme a dormir, pensaba en monstruos descorazonados que querían arrancarme el alma, los sentía debajo de mi cama y los que veía en las sombras de los objetos de mi cuarto. Ahora al acostarme, solo puedo pensar en el alma misma, en él que roba mis suspiros, y hasta mis pensamientos más sexuales, no me puedo olvidar de sus cortas y fugaces caricias de sus lindas palabras, de esa alma soñadora que se compactaba tan bien con la mía. Y así poco a poco me olvidé de los monstruos de mal aspecto, por qué alguien  ya me había robado el alma.

imgg

Something

Aveces  me dan ganas de tener a alguien a mi lado, de sentir su corazón mientras me recuesto en su pecho, aveces me dan ganas de tener a quien besar, acariciar, alguien con quien hablar, con quien contemplar la mañana, la tarde, la noche.
Más siempre recuerdo, que me enamoro de lo que no puedo tener . Esas ganas de amar y ser amado se desvanecen al saber que el amor a mi no ha llegado.
Aquellas posibilidades eran pocas, tan pocos hombres me atraían que cuando lo hacían siempre causaban inspiración, me hacían cantar con más sentimiento me hacían pintar o tal vez suspirar y sonrojar.
Esos, los llamados ¡huracanes! me ponían la vida patas arriba, me sumergían en historias de romance y depresión.
Ahora, en este instante precisamente, me encuentro pensando si algún día encuentre algo que dure más que ese instante, si encontrare alguien con quien compartir mi existir.